en Banda ancha, Telecomunicaciones

Propuesta para un Perú Digital

Recientemente el Foro Económico Mundial, que se desarrolló en nuestra capital, publicó su reporte anual sobre “Tecnologías de Información”. Es grato ver que el Perú ha mejorado en tres posiciones, pasando de la posición 106 a la 103, entre 142 países. Sin embargo, lo anterior no resulta igualmente alentador si comparamos nuestros avances con los de países como Chile, que ha pasado de la posición 39 a la 34, y Costa Rica de la 58 a la 53. Sin embargo, el caso destacado es Colombia que pasó de la posición 73 a la 66.

La explicación es sencilla. Colombia apostó por la innovación y la tecnología como ejes estratégicos de su desarrollo económico y social a través de la creación del Plan “Vive Digital”, mismo que articula el desarrollo de infraestructura con la promoción y generación de servicios y aplicaciones informáticas dirigidas a los usuarios a través de medidas regulatorias y políticas públicas específicas. El punto de partida de esta apuesta fue una reforma institucional: transformar el Ministerio de Comunicaciones en el Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones, dando una visión convergente a las telecomunicaciones tradicionales.

Entre sus éxitos está el haber pasado de 2,2 a 6.2 millones de conexiones de Internet durante los últimos 2.5 años y se logró que el 50% de los ciudadanos y 78% de empresas interactúen con el Estado a través de soluciones de gobierno electrónico. Dentro de las políticas de inclusión social, se exoneró el impuesto a la venta de dispositivos móviles y tabletas como parte de una reforma tributaria. Asimismo, se han desarrollado planes de alfabetización digital dirigidos a 131,000 personas de población vulnerable. Todo lo anterior como resultado del desarrollo de consistentes políticas públicas orientadas a llevar los beneficios de la tecnología a todo el país, incentivando, con el apoyo del sector privado, la oferta y la demanda de servicios digitales de cara a su masificación.

En el caso peruano sugerimos la división del actual Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) en dos ministerios distintos: uno de transportes propiamente dicho y el otro, siguiendo el modelo colombiano, de tecnologías de la información y comunicaciones (MINTIC). Este último podría absorber a la Oficina Nacional de Gobierno Electrónico e Informática (ONGEI) a fin de potenciar los esfuerzos de dicha entidad al más alto nivel político. De esta manera, se introduciría una visión digital a las comunicaciones tradicionales, teniendo como objetivo final el desarrollo de políticas integrales de conectividad y la promoción de la inversiones orientadas a un agresivo desarrollo económico y social del país.

Actualización: Colombia forma parte del grupo económico denominado CIVETS y acaba de ser invitada a negociar su participación en la OCDE. Definitivamente sus políticas TIC deben formar parte las fortalezas económicas que le merecen tales consideraciones por la comunidad internacional.

*Articulo originalmente publicado en el diario “El Comercio”.

 

 

Comentar

Comentario