en Libertad de expresión, Regulación

Comisión de la Mujer cambió para mejor la Ley Chehade

Esta semana se hizo público el Dictamen de la Comisión de la Mujer y Familia del Congreso sobre el Proyecto de Ley No. 2511/2012-CR presentado por el congresista Omar Chehade que planteaba un esquema de censura previa de contenidos en Internet y ponía en riesgo la libertad de expresión en línea en Perú.

El nuevo texto se aleja de la mirada pesimista de la tecnología del proyecto original y reconoce que la propuesta original era insostenible. En cambio, se enfoca hacia una solución más profunda y documentada del problema, superando el modelo de prohibición e intervencionismo estatal. En esa línea, el Proyecto ahora propone que el Estado juegue un rol facilitador en alianza con la empresa privada para desarrollar estrategias que eduquen a las familias sobre la importancia del uso responsable de Internet.

Creo que es importante reconocer la apertura y horizontalidad que ha demostrado la Comisión de la Mujer y su equipo técnico a lo largo de este proceso. Es algo que no se ve muy a menudo en el Congreso y que necesitamos destacar siempre. Representando a Hiperderecho, he podido involucrarme de cerca en las mesas de trabajo y me consta que en todo momento se han mostrado receptivos con nuestros comentarios.1 Esto pudo haber salido muy mal y la Comisión tuvo el acierto de identificar el problema, saber pedir la ayuda de personas especializadas en educación y niñez y proponer una estrategia dirigida a atacar la raíz del problema y no solo sus brotes. Ahora solo queda esperar que no se introduzcan cambios de última hora antes de su aprobación en el Pleno.

Otra de las novedades del Dictamen es que se plantea obligar a las empresas proveedoras del servicio de Internet a que comuniquen fehacientemente y por escrito a sus usuarios de la existencia de filtros parentales para computadoras y dispositivos móviles. En concordancia con lo discutido, estos filtros son distintos de los propuestos inicialmente por la Ley Chehade porque se colocan a nivel de dispositivo (terminal) y no vienen desde el proveedor. Al ser programas que cada usuario instala en un terminal, no se altera el flujo de información entre el proveedor de servicio y el punto de entrada de la conexión del usuario. Por ello, son perfectamente consistentes con las obligaciones de Neutralidad de Red vigentes en el país.2

Pueden leer más sobre el Proyecto original, ver el video de la sesión en la que se aprobó el Dictamen y enterarse de los cambios que trae en la web de Hiperderecho. 


  1. Mi momento favorito fue escuchar al profesor Eduardo Villanueva reducir a escombros la tesis básica del Proyecto de Ley según la cual por el mero hecho de que un niño esté expuesto a pornografía estaba destinado a convertirse en un sádico, en una mesa de trabajo sobre el Proyecto de Ley en el Congreso. 

  2. En este punto se aprecia nuevamente una buena técnica legislativa por parte de la Comisión. Se pudo haber propuesto que estos filtros vengan desde el proveedor, pero son más costosos de implementar para las empresas y no siempre resultan tan efectivos. Alternativamente, se pudo plantear que esto filtros sean gratuitos para quien lo pida pero eso implicaría que todos los demás usuarios terminemos subsidiando el costo de implementarlos. 

Comentar

Comentario

Webmentions

  • ¿Es internet.org ilegal? ¿Debería serlo? | MARIOZÚÑIGA.org

    […] en la forma de leyes o regulaciones prohibiendo cierto tipo de contenidos. Un ejemplo es la famosa “Ley Chehade”, que finalmente (y felizmente) no se aprobó conforme a la propuesta original. Los privados, en […]