en Derechos de Autor, Protección de datos personales, Tecnologías de la Información

¡Basta! No copies ese mensaje en tu muro de Facebook.

Cada cierto tiempo (y hoy con más frecuencia) veo el siguiente mensaje en los muros de muchas personas en Facebook:

Now it’s official! It has been published in the media. Facebook has just released the entry price: $5.99 to keep the subscription of your status to be set to “private”. If you paste this message on your page, it will be offered free (paste not share) if not tomorrow, all your posts can become public. Even the messages that have been deleted or the photos not allowed. After all, it does not cost anything for a simple copy and paste. As of September 29 2015 835 am Eastern standard time, I do not give Facebook or any entities associated with Facebook permission to use my pictures, information, or posts, both past and future. By this statement, I give notice to Facebook it is strictly forbidden to disclose, copy, distribute, or take any other action against me based on this profile and/or its contents. The content of this profile is private and confidential information. The violation of privacy can be punished by law (UCC 1-308- 1 1 308-103 and the Rome Statute). NOTE: Facebook is now a public entity. All members must post a note like this. If you prefer, you can copy and paste this version. If you do not publish a statement at least once it will be tactically allowing the use of your photos, as well as the information contained in the profile status updates. DO NOT SHARE. You MUST copy and paste.

Los hay de todos los colores y sabores, algunos referidos a la privacidad otros referidos a tu propiedad intelectual en Facebook. Unos más surreales que otros.

En primer lugar ese tipo de declaraciones son totalmente engañosas. No me detendré en ello ya que aquí y en otros sitios de Internet puedes descubrir por qué ese mensaje es falso.

Sin embargo más allá de la falsedad de algunas afirmaciones contenidas en esos mensajes, éstos resultan oportunos aclarar algunos conceptos jurídicos de nuestra actividad en redes sociales.

  1. ¿Papelito manda? En Derecho llamamos “contrato” a todo aquello en lo que exista oferta y aceptación. Me ofrecen algo, lo acepto y existe un contrato. Existen contratos verbales o contratos escritos. Tan contrato es aquel que celebro con el señor que cuida mi auto en la calle como aquel en que yo vendo mi departamento. Lo que hará que yo opte por un contrato escrito o verbal será el nivel de riesgo y la materialidad ($$) involucrado en la transacción. A mayor riesgo y materialidad, mayores serán las medidas de seguridad y de prueba que necesitaré para, valga la redundancia, probar algún incumplimiento (los economistas lo llaman “costos de transacción”). Ello explica porque no iré a una notaría con el cuidador de autos para firmar un contrato y legalizar nuestras firmas pero si lo haré con la persona a la que le vendo mi departamento.
  2. Entonces ¿que son los términos y condiciones de una red social o un sitio web? Son un tipo de contrato donde se establecen las reglas de juego en ese espacio. Las cosas que los dueños de esa red social o sitio web permiten o no en ese espacio virtual. Asimismo, nos piden, válidamente, algunas autorizaciones para el uso de nuestra información. En otros casos, nos piden algunos permisos para el uso de los contenidos que publiquemos. Finalmente nos dicen que cualquier conflicto que exista con relación a ese contrato se resolverá en los tribunales de tal o cual país. Dato: Perú no suele estar en la lista.
  3. ¿En qué momento acepté ese contrato?  En el momento en que abriste tu cuenta en esa red social o portal te pidieron que aceptes los denominados términos y condiciones. Si uno está de acuerdo acepta, si uno no está de acuerdo los rechaza y evita participar en esa red social o sitio web.
  4. ¿Puedo cambiar de opinión? Si. Es posible que cuando ocurran cambios en los términos y condiciones de la red social o sitio web uno cambie de opinión. Ante ello existen dos caminos: o negocias con la red social o sitio web que cambie los términos y condiciones solo para ti o simplemente das de baja tu cuenta y te sales de la red.
  5. ¿Puedo negociar ese contrato? En principio todo contrato es negociable sin embargo este tipo de contratos suelen funcionar como contratos de adhesion. Un contrato de adhesión es aquel elaborado por una de las partes y ofrece la posibilidad de aceptarlo o rechazarlo en su totalidad. Son herramientas muy útiles para la contratación masiva. El típico caso es el contrato que firmamos para abrir nuestra cuenta bancaria. Aunque es poco probable que tengas éxito es un camino que podrías intentar.
  6. ¿Por qué publicaciones en nuestro muro como la que citamos anteriormente no sirven para nada? Porque son simples declaraciones unilaterales que no reemplazan el contrato que celebraste, en el caso del ejemplo, con Facebook al abrir tu cuenta en la red social. Pongamos un ejemplo, Pepe alquila su departamento a Juan y firman un contrato donde Pepe pidió el pago de una renta mensual y Juan lo aceptó (recuerden la ecuación, oferta + aceptación = contrato). Meses después Juan decide que pagará un monto menor al acordado, le envía un correo a Pepe y le dice que pagará un monto menor. Pepe lo rechaza. ¿Tiene valor legal el correo de Juan a Pepe? No. Juan no puede pagar un monto distinto al acordado porque lo decidió un buen día de manera unilateral. Si lo hace está incumpliendo el contrato. Copiar un mensaje de este tipo en tu muro de Facebook es como el mensaje de Juan a Pepe. No tendrá valor legal salvo que ambas partes negocien y acuerden el cambio.Como decía en un comentario anterior que publiqué en Facebook “seguir posteando eso en Facebook es como pasar a toda velocidad en frente de la SUNAT, gritar “no quiero pagar impuestos” y pretender que eso tenga valor legal”.

En conclusión, antes de entrar a una red social leer con detenimiento (estoy seguro que lo has hecho o lo harás luego de leer este post) los términos y condiciones de los sitios web o redes sociales donde participas (también conocido como “lee la letra chiquita”). Si cambiamos de opinión hay dos caminos: o negocias con la red social o sitio web que cambie los términos y condiciones solo para ti (poco probable que tengas éxito pero lo puedes intentar) o simplemente das de baja tu cuenta y te sales de la red. Tú decides.

Comentar

Comentario

  1. BUENAS TARDES ABOGADO, YO ACEPTE UN CONTRATO DE UNA PAGINA ONLINE, DEL CUAL ME ARREPIENTO Y ME DICEN EN EL CONTRATO QUE TENGO QUE PAGAR 3200 SOLES , 200 SOLES POR CADA MES, ASI YO USE O NO EL SERVICIO, ESO ES VALIDO, PORQUE SEGUN ME DICE LA PERSONA QUE NO PUEDO SALIRME DEL CONTRATO QUE ME PUEDE ACONSEJAR UD

  2. ME OLVIDABA DECIRLE QUE ESTA EMPRESA DE LA QUE LE HABLO SE AVERIGUIO DATOS QUE NO DEBIA COMO MU NUMERO FIJO, Y TLF DE UNOS VECINOS SIN QUE YO SUPIERA Y LOS ESTUVO LLAMANDO Y DICIENDOLES QUE YO ESTABA INCUMPLIENDO UN CONTRATO Y PREGUNTADO A DONDE HABIA IDO Y TODO ESO, SE CONSIDERA UN DELITO?