en Acceso a la información

Guía ilustrada para hackear el Boletín de Normas Legales de El Peruano

Estoy cansado de encontrar que los PDFs de la página web de El Peruano se encuentran protegidos por contraseña y no me permiten copiar una parte del texto, extraer un conjunto de páginas o realizar impresiones. Por suerte, los métodos que utiliza Editora Perú son bastante sencillos de eludir.

Editora Perú no tiene ningún derecho sobre el texto de las normas legales. Liberar de restricciones los PDFs es perfectamente legal ya que, según el artículo 9 de la Ley sobre el Derecho de Autor, los textos oficiales de caracter legislativo, administrativo o judicial no son objeto de protección. Tampoco hay un conflicto ético en esto porque no estamos crackeando nada. Los PDFs visualizables pero con restricciones no están realmente protegidos, como sí lo están aquellos que solo pueden visualizarse mediante una contraseña.

Tampoco hay problema con los únicos elementos sobre los que Editora Perú puede alegar algún derecho de autor (diagramación, logotipo) siempre que estemos dentro de los usos permitidos de la Ley sobre el Derecho de Autor. Liberar de restricciones un PDF de El Peruano permite que una persona con dificultad de visión poder escuchar el texto leído en voz alta por un software, que un Comité de Vaso de Leche pueda imprimir y repartir copias de una norma publicada hace varios meses o que un estudiante pueda copiar y pegar el texto de un artículo en un trabajo de investigación. En otras palabras, nos permite hacer con el Boletín en PDF más o menos lo mismo que podemos hacer con el Boletín impreso. ¿Alguien cree que es ilegal hacer eso?

Paso 1: Consiguiendo el archivo

Lo primero que necesitamos es ir a la página de El Peruano y, a través de su motor de búsqueda, descargar a nuestro disco duro el archivo PDF del Boletín de Normas Legales que queremos leer o en el cual se encuentra la norma que buscamos. Hay que asegurarse de que el archivo se encuentre efectivamente protegido contra copiado, impresión, lectura en voz alta, etcétera. Para ello, desde la barra de menú del Adobe Reader seguimos la ruta Archivo > Propiedades > Pestaña Seguridad. Debería de aparecer algo así:

Paso 2: Liberando el archivo

Existen varias páginas que hacen el trabajo por nosotros. Mi favorita es PDFUnlock.com, una página muy fácil de usar y gratuita. Desde ahí, tenemos que cargar el archivo que deseamos liberar (clic en Examinar y ubicamos el archivo en nuestro disco duro) y después hacer clic en el botón de Unlock. La página se tarda unos segundos en realizar el proceso y luego nos aparecerá para descargar el mismo archivo pero esta vez libre de restricciones. Ojo, este método funciona siempre que el PDF tenga un tamaño inferior a 10 MB.

Paso 3: Somos libres, seámoslo siempre

Finalmente, siempre desde el Adober Reader siguiendo la ruta Archivo > Propiedades > Pestaña Seguridad, solo queda verificar que las restricciones se hayan levantado del archivo.

Problemas frecuentes

  • Es posible que los PDFs que se descargan de El Peruano no puedan ser visualizables con versiones anteriores a Adobe Reader 9 o con otros programas como Vista Previa de Mac OS X. Esto sucede porque los PDFs han sido bloqueados para que puedan ser vistos con versiones inferiores. Este problema también puede ser corregido siguiendo el procedimiento arriba mencionado.
  • Si el archivo pesa más de 10 MB, será necesario descargar e instalar un software para hacer el trabajo. Existen muchos programas que hacen esta labor pero la mayoría son de pago. Recomiendo A-PDF Restriction Remover para Windows y para Mac OS pueden descargar Guaranteed PDF Decryption o hacerlo desde Terminal siguiendo estos pasos.

Comentar

Comentario

  1. Todas las trabas que ponen los que trabajan en el diario oficial para hacer difícil la difusión de las normas legales, tienen un sólo propósito: asegurar ingresos que permitan pagar sus sueldos. Otros ejemplos en donde el interés público cede paso al interés de los burócratas lo tenemos en la Reniec y el Banco Central de Reserva.

    El caso de Spij es igualmente escandaloso. Hace años varias empresas dedicadas al desarrollo de bases de datos legales protestaron por tener que competir con esta entidad que realiza actividad empresarial con fondos del Estado y de la cooperación internacional (Constitución 1993. Artículo 60).

    Las empresas privadas fueron por lana y salieron trasquiladas: por coincidencia se propuso en el Congreso una ley para declarar que el Estado podía desarrollar actividad empresarial en el área de bases de datos legales.

    Para desencriptar los archivos pdf de la separata de normas legales se requiere desde mayo de 2009 un software que maneje cifrados AES de 256-bit. El que recomiendo es Advanced PDF Password Recovery de Elcomsoft.

    El servicio online de PDFUnlock! está muy bueno.

  2. Roberto:

    Gracias por visitarnos y comentar. Me salta la siguiente pregunta: ¿Cuáles serían las posibilidades de ganar un amparo contra Editora Perú para que dejen de publicar el boletín de normas legales con cifrado?

  3. Mi agradecimiento y mi respeto, has hecho un alabor liberadora sobre todo para los abogados independientes.

  4. gracias ya estaba buscando la forma como poder ver todas las normas legales y me resulto muy buena tu información.Saludos

  5. Grande Morachimo!! este post me hace la vida cuando tengo que mandar el reporte de las normas del día en el estudio xD, Gracias!! y que no frieguen con sus bloqueos absurdos los señores de editora perú

  6. Gracias Miguel… un gran aporte para la comunidad jurídica. No hay derecho a restringir el acceso a la normas jurídicas oficiales, que son y deben ser de dominio público.

  7. Felicitaciones, un buen aporte, y apoyo lo comentado, debería haber libertad de copiar y distribuir libremente las normas legales, es una estupidez la restricción que se pone a estas normas.
    Me pasó algo peor aún: me topé con una norma que tiene contraseña de apertura , es decir, no puedo abrirla. (DS N° 017-2009-AG: Aprueban Reglamento de Clasificación de Tierras por su Capacidad de Uso Mayor 02/09/2009). ¿Será que esta norma es secreto de estado? (ja ja ja).
    Saludos desde Cajamarca – Perú